Ley N° 1096 de Organizaciones Políticas

El 1 de septiembre de 2018, el Poder Ejecutivo promulgó la Ley N° 1096 de Organizaciones Políticas, proyectada por el Tribunal Supremo Electoral y cuyo objeto es regular la constitución, funcionamiento y democracia interna de las organizaciones políticas, como parte del sistema de representación política y de la democracia intercultural y paritaria del Estado Plurinacional de Bolivia. La presente norma reemplaza a las leyes N° 1983 de Partidos Políticos y N° 2771 de Agrupaciones Ciudadanas y Pueblos Indígenas. Compartimos el documento publicado en la Gaceta N° 1095. 

 

La Ley N° 1096 promueva la participación política de las mujeres y resguarda sus derechos

La Ley N° 1096 de Organizaciones Políticas incluye alrededor de 20 artículos relacionados a los derechos políticos de las mujeres. Este arte gráfico presenta de manera concreta los mandatos de esta norma sobre el régimen de despatriarcalización, los deberes de las organizaciones políticas, la nominación a candidaturas y las infracciones graves y muy graves en cuanto al incumplimiento a la paridad y alternancia y a los casos de AVP.

Perfil de género en las organizaciones políticas con representación en la Asamblea Legislativa Plurinacional

Órgano Electoral Plurinacional - Tribunal Supremo Electoral

La Paz

2017

Esta investigación genera un detallado acercamiento a las características de la participación política de las mujeres en la democracia interna de las organizaciones políticas. Esto se realizó a través de la identificación del “perfil de género” dentro de las principales organizaciones políticas con actual representación en la Asamblea Legislativa Plurinacional. La categoría de análisis “perfil de género” está constituida por la información cualitativa respecto a: la estructura orgánica, los contenidos de los programas, sus normativas internas y las acciones en torno a la participación, derechos de las mujeres y violencia política.

Los hallazgos de la investigación sirven para efectuar una lectura comparativa entre los avances que cada organización política ha estado implementando en el último tiempo. Asimismo, coadyuvan en la identificación de los desafíos y limitantes que obstaculizan el desarrollo pleno de la participación política en la democracia interna de las organizaciones políticas estudiadas. Y, finalmente, permiten encontrar puntos de convergencia y divergencia entre las buenas y malas prácticas dentro de las organizaciones y en torno a la participación política de las mujeres, que se constituyen en insumos para el debate y el análisis.