Destacados

La OEA califica de confiable al Padrón Electoral Biométrico en su informe final de auditoría

Rodrigo Morales, coordinador de la Misión de la OEA para la Auditoría del Padrón, se refirió a la consistencia de la base de datos del padrón, la misma que alcanza a un 98.9 %.

En ocasión de la entrega del informe de la Auditoria Integral al Padrón Electoral Biométrico por parte de la Organización de Estados Americanos (OEA) al Tribunal Supremo Electoral (TSE), este martes la presidenta del TSE, Katia Uriona Gamarra, destacó que las bolivianas y los bolivianos contamos con procesos electorales transparentes y con la certeza de tener un Padrón confiable y consistente. La Presidenta del TSE aseveró que las recomendaciones emanadas en el informe técnico de la OEA serán implementadas en los siguientes procesos electorales.

La Auditoria al Padrón se inició en mayo pasado y se extendió hasta octubre, con la puesta en marcha de seis etapas: la primera fase sobre el diagnóstico de las fuentes primarias del Padrón Electoral; la segunda contempló un diagnóstico de los procedimientos de actualización y depuración del Padrón; una tercera se abocó al análisis del sistema informático del Padrón Electoral y del centro de cómputos; la cuarta realizó el análisis del marco legal y de las denuncias incluyendo el estudio y análisis de la legislación y la quinta, fue de análisis muestral y estadístico.

Uriona anunció también que entre algunas de las acciones que se implementarán está prevista la creación de una Unidad de Relacionamiento con las Organizaciones Políticas y la adquisición de un nuevo equipo de soporte informático actualizado, y que se implementará el registro permanente de las ciudadanas y ciudadanos por cambio de domicilios y actualización de datos, además del registro del universo de votantes de 18 años.

Al momento de la entrega del informe, Rodrigo Morales, coordinador de la Misión de la OEA para la Auditoría del Padrón, se refirió a la consistencia de la base de datos de ciudadanas y ciudadanos habilitados en el padrón, la misma que alcanza a un 98.9 %.

En cuanto a las defunciones, se encontró una base de datos correcta del 96.2%. Así también, en términos de inhabilitaciones técnicas, la cifra de datos correctos fue de un porcentaje de 99.44%. Finalmente, otro dato destacable del informe es que el 94.4% de las y los ciudadanos que fueron visitados por la misión técnica de la OEA en sus domicilios durante la fase de trabajo de campo, se encontraban efectivamente empadronados.

El informe de la OEA contiene cinco recomendaciones entre las que destacan: el acompañamiento de las organizaciones políticas en el proceso de conformación del Padrón Electoral, para garantizar un seguimiento adecuado a los procesos; la mejora de la plataforma tecnológica del proceso de empadronamiento en los equipos y el software con el fin de mejorar su funcionamiento; mejorar las prácticas ciudadanas y los mecanismos de inclusión para el empadronamiento, tanto en la accesibilidad, tomando en cuenta a los pueblos indígenas en mejoras del proceso de su auto identificación al momento del registro.

Otra recomendación se refiere a la necesidad de fortalecer los lazos institucionales de intercambio de información con el Servicio General de Identificación personal (SEGIP), para permitir que las plataformas informáticas compartan datos de manera automática y así validar la información. Finalmente, aconseja un registro permanente para facilitar la inscripción de los ciudadanos en todo momento.

Morales explicó que su trabajo se desarrolló entre los meses de junio y octubre de este año, en lo que se refiere al levantamiento de la información y la ejecución de las actividades programadas en el Plan Operativo, suscrito entre ambas partes.

El Coordinador de la Misión de la OEA destacó que este proyecto contó con la participación de un equipo técnico y multidisciplinarios de especialistas. Asimismo, como parte del trabajo se hicieron diversos requerimientos de información, los cuales fueron atendidos en el tiempo oportuno y eficiente por el OEP De manera prioritaria se solicitó tener acceso a un corte específico y reciente del Padrón y a la base de datos del registro electoral.

“La idea fue tomar una fotografía de un instrumento que por esencia el dinámico, con el fin de realizar un diagnóstico y poder formular así recomendaciones. El Padrón Electoral boliviano es un instrumento confiable como base para la celebración de elecciones, pero que como cualquier padrón en el mundo, es susceptible a mejoras en diversos ámbitos”, manifestó Morales.

Fuente: Fuente Directa