Destacados

Partidos deberán sancionar casos de acoso y violencia política en sus organizaciones

Ahora, los partidos políticos y las agrupaciones ciudadanas están obligados a sancionar los casos de acoso y violencia política contra mujeres al interior de sus organizaciones. No hacerlo es una infracción grave, según la Ley N° 1096 Ley de Organizaciones Políticas, proyectada por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y promulgada por el Ejecutivo este 1 de septiembre.

El artículo 99, en su inciso j), reconoce como una infracción grave “No tramitar y, en su caso, no sancionar casos de acoso y violencia política conocidos o denunciados en la organización política”. Además, si éstos están probados mediante sentencia penal ejecutoriada, son considerados como infracciones muy graves, según el artículo 101, inciso c), de la citada norma.

En el primer caso, las sanciones contemplan la suspensión del mandato y militancia desde 13 meses hasta dos años, además de la prohibición de participar en congresos, asambleas y otros, por un periodo de dos años. En el segundo, desde la pérdida de la representación, hasta la suspensión del mandato y militancia por cinco años. (Ver cuadro)

La Ley de Organizaciones Políticas incluye al menos siete artículos que resguardan los derechos políticos de las mujeres y promueven la paridad. Entre sus disposiciones más importantes se encuentran, además del acoso y violencia política, las referidas a la democracia paritaria y el régimen de despatriarcalización.

El artículo 3, referido a Principios, reconoce como uno de ellos (inciso b) a la Democracia paritaria, entendida “como el cumplimiento del enfoque y criterio de paridad en la vida orgánica de las organizaciones políticas y en la conformación de estructuras orgánicas, dirigencias y definición de candidaturas (…).

Para el Observatorio de Paridad Democrática, esto constituye un gran avance en la democratización de las organizaciones políticas, así como lo es también la incorporación de un régimen de despatriarcalización (de género, en el proyecto de ley). “Este régimen deberá establecer claramente acciones de prevención y procedimientos, instancias competentes, sanciones y medidas de restitución de derechos en casos de acoso y violencia política (…)”, señala un fragmento del artículo 18.

La norma reemplaza a la Ley de Partidos Políticos, de 1999, y a la de Agrupaciones Ciudadanas y Pueblos Indígenas, de 2004. El proyecto fue elaborado desde inicios de 2017, con la participación de organizaciones políticas, indígenas, mujeres, académicos y la sociedad civil.

En el cuadro adjunto, conozca en detalle las disposiciones contenidas en la Ley N° 1096 relativas a los derechos políticos de las  mujeres.

Descargar documento pdf