Destacados

Según proyecto de ley, el TSE rechazará listas de candidaturas que no cumplan criterios de paridad y alternancia

De acuerdo con el proyecto de Ley de Organizaciones Políticas (LOP), propuesto por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), las organizaciones políticas deberán garantizar los criterios de paridad y alternancia en las listas de sus candidatas y candidatos, de lo contrario, éstas serán rechazadas por el organismo electoral.

La disposición está contemplada en el artículo 28, parágrafo IV, de la propuesta normativa, que fue presentada a la Asamblea Legislativa Plurinacional para su tratamiento. Dicha disposición señala que “El proceso de nominación de candidaturas garantizará el cumplimiento de los criterios de paridad y alternancia en las listas para cada una de las instancias legislativas, asegurando el registro del 50% de mujeres y 50% de hombres. En caso de incumplimiento, las listas serán rechazadas por el Tribunal Electoral correspondiente”.

La Ley 026, que actualmente regula el Régimen Electoral en Bolivia, establece en su artículo 11 (Equivalencia de condiciones) la obligatoriedad de que las listas de candidaturas a autoridades electivas, titulares y suplentes, de todas las instancias legislativas, respeten la paridad y alternancia de género entre mujeres y hombres. A pesar de que hay otros seis artículos en la misma línea, la norma no estipula –tal como lo hace el proyecto de LOP-, que la autoridad electoral podrá rechazar las listas en caso de incumplimiento del mencionado requisito.

Según la presidenta del TSE, Katia Uriona, el objetivo es garantizar la participación política de las mujeres en condiciones de igualdad de oportunidades. “Un elemento sustancial en el acápite de democratización (en el proyecto de ley), es la inclusión del régimen de género, esto quiere decir la inclusión de la equivalencia o la representación paritaria entre hombres y mujeres, tanto en la conformación de las estructuras partidarias como en sus directivas y las listas de candidatas y candidatos que prevé actualmente la ley”.

En febrero de este año, el Órgano Electoral Plurinacional (OEP) participó de talleres de “Construcción de Insumos desde las mujeres a la propuesta de Ley de Organizaciones Políticas”, en todo el país, lo cual le permitió recoger las preocupaciones y expectativas de las mujeres.

Candidaturas en 2014

Desde la aprobación de la Ley de Cuotas en 1997 –estableció la obligatoriedad de incorporar un mínimo de representación de mujeres en las listas de candidaturas – y un cuerpo importante de leyes, el avance de  las mujeres ha sido sustancial en términos de participación política. Estos avances se evidencian en las diferentes instancias legislativas; sin embargo, en las ejecutivas todavía persisten las brechas en favor de los hombres.

De acuerdo con datos del Observatorio de Paridad Democrática, en las Elecciones Generales 2014 las candidaturas presentadas para el nivel central estuvieron muy cerca de alcanzar la paridad cuantitativa: en titulares, 48% hombres y 52% mujeres; en suplentes, a la inversa.

Asimismo, en el nivel departamental. El porcentaje de mujeres inscritas como candidatas a asambleístas  por población fue de 53% en titulares y 47% en suplentes; a asambleístas por territorio, 51% en titulares y 50% en suplentes.

Pero el panorama es distinto en las instancias ejecutivas. Por ejemplo, en 2014, sólo el 15% de las candidaturas inscritas a Gobernador/Gobernadora correspondían a mujeres. De ellas, ninguna resultó electa, con lo cual se confirma que este espacio de decisión sigue siendo predominantemente masculino, al igual que el de las alcaldías.//