Espacios de Diálogo

Propuestas consensuadas por mujeres para la Ley de Organizaciones Políticas

El Órgano Electoral Plurinacional (OEP), a través de la representación de las y los vocales del TSE y TED, participó de los espacios de dialogo y construcción de propuestas para la Ley de Organizaciones Políticas realizadas a iniciativa de las organizaciones de mujeres en todos los departamentos del país el pasado mes de febrero.

Diversas actoras políticas, asambleístas departamentales, concejalas, representantes de organizaciones políticas, lideresas de organizaciones de mujeres, entre otras analizaron, debatieron y consensuaron propuestas específicas para la Ley de Organizaciones Políticas que permitan garantizar la democracia y representación paritaria de las mujeres en las organizaciones políticas, así como el pleno ejercicio de los derechos políticos y el tratamiento del acoso y violencia política en procesos electorales.

La metodología de este proceso permitió generar propuestas en 8 ejes temáticos: principios, derechos y deberes, estatutos, estructura orgánica, procesos electorales, programa de gobierno, financiamiento, y acoso y violencia política. A continuación se presenta un cuadro con los aportes principales que emergieron en estos espacios de dialogo: 

Eje Temático Propuestas
Principios En gran parte de los departamentos las mujeres mostraron su adherencia y acuerdo con los principios que las Organizaciones Políticas deben reconocer. Estos son: equivalencia, equidad de género, paridad y alternancia, igualdad de oportunidades, no discriminación, despatriarcalización, medidas de acción afirmativa y No violencia.
Derechos y deberes La ley de Organizaciones Políticas debe establecer derechos y deberes para las organizaciones políticas y para las/os militantes. Entre los derechos planteados con mayor énfasis para militantes fueron el derecho a la participación sin acoso ni violencia y en igualdad de condiciones que los hombres; derecho a la capacitación a mujeres y hombres sobre normativa vigente.
En cuanto a los deberes de las OP emergieron a que éstas deben garantizar la participación activa de las/os militantes sin ningún tipo de discriminación y/o violencia, asimismo, deben presentar al OEP un registro de sus militantes disgregado por sexo.
Estatutos Los aportes principales se concentraron en la existencia de un régimen interno de equidad de género que promueva la paridad y alternancia, la igualdad de oportunidades, la implementación de acciones afirmativas, la equidad de género, generacional y étnico cultural; y mecanismos internos que prevengan, atiendan y sancionen el acoso y la violencia política.
Estructura organizativa Se planteó incluir en la estructura organizativa una instancia de género que tenga independencia, autonomía, presupuesto para garantizar el ejercicio pleno de los derechos de las mujeres. Esta instancia también sería la encargada de hacer el seguimiento sobre los casos de acoso dentro la OP.
Además, se enfatizó paridad y alternancia en la composición de todas las instancias de decisión y deliberación de la estructura organizativa de las Organizaciones Políticas.
Procesos electorales Una de las propuestas concretas y novedosas es el de que la representación que se encarga de llevar las listas de candidaturas de las Organizaciones Políticas al órgano electoral sea conformada por un hombre y una mujer, esto con el propósito de precautelar las listas para que no haya sustitución de nombres.
Programa de gobierno Las aportaciones se orientaron a que los programas de gobierno deban contener la agenda de las mujeres y acciones afirmativas para superar las desigualdades, discriminación y violencia.
Financiamiento El financiamiento fue uno de los temas con mayor debate aunque las conclusiones corroboraron la necesidad de contar con financiamiento público promover y fortalecer liderazgos, siendo su distribución con criterios de equidad género. Además, se planteó la existencia de una instancia de control al interior de las OP y también de OEP para su control y fiscalización.
Acoso y violencia política Se planteó la existencia de mecanismos internos de denuncia y sanción en las organizaciones políticas, además de un régimen de sanciones.
Además la obligación del OEP para hacer cumplir la Ley 243 contra el acoso y violencia política y vigilar el estricto cumplimiento de los Estatutos de las Organizaciones Políticas.
 
Estos insumos generados en estos espacios de dialogo serán incorporados en el proceso de consulta nacional que tiene previsto el Órgano Electoral Plurinacional para la construcción de una nueva Ley de Organizaciones Políticas, cuya aprobación sin duda contribuirá a la consolidación y ejercicio de la democracia intercultural y paritaria.
 
 
 
 
 
 
Compartir