Hablemos de Paridad

Inicia campaña contra el ciberacoso para fortalecer los derechos y capacidades de las candidatas

La incursión de las mujeres en la esfera política boliviana se ha ido consolidando en las últimas décadas como fruto de una serie de iniciativas que derivaron en legislación que respalda y promueve la presencia de mujeres en cargos públicos, como ser la conformación de listas paritarias en todos los procesos electorales. Sin embargo, el ejercicio pleno de los derechos democráticos de las mujeres se ve limitado por ataques y violencias que tienen que enfrentar tanto candidatas, militantes o mujeres en función político pública. Estos hechos de acoso y violencia política se vienen documentando en el Observatorio de Paridad Democrática (OPD) del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y registrando en los medios de comunicación.

 Así, entre 2016 y junio de 2020, el OPD  registró  144 denuncias y 50 renuncias por acoso y violencia política de autoridades mujeres electas, sin mencionar que durante el proceso electoral, se registró a 4 candidatas que renunciaron por este motivo. Este tipo de actos significan una barrera para la vida democrática del país, pues alejan a las mujeres de la esfera pública y política, lo que significa un atentado directo contra sus derechos políticos y ciudadanos.

 En los últimos dos años, Internet se ha venido usando como otro espacio donde se ejerce violencia contra mujeres, es un multiplicador de estas acciones y en varios sentidos, más efectivo, en buena medida por la anonimidad de los atacantes y la posibilidad de acceder a datos personales ya sea ilegalmente o a través de redes sociales públicas y privadas. Estas acciones digitales disuaden a las mujeres a conectarse, ocupar y permanecer en el espacio digital, ya que están estrechamente relacionadas con la tipología de violencias psicológicas y simbólicas que las expulsan de los espacios públicos, incluyendo internet. 

Compartir